lunes, 30 de mayo de 2011

PARTE 15: ABSURDOS EN EL APOCALIPSIS

El Apocalipsis o las Revelaciones, quienquiera que lo haya escrito, pertenece a Oriente y a una extrema antigüedad. Reproduce lo que es mucho más antiguo que él mismo.

Albert Pike


REVELACIÓN DIVINA CON IDEAS HUMANAS


Apocalipsis 1,12-16:Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinturón de oro”. nota: El narrador presenta un punto de vista demasiado materialista, el cual resta credibilidad a su «visión». ¿Por qué Jesús necesariamente debía tener en su posesión objetos de oro? Ese detalle significaría poco para un Jesús omnipotente, cuya divinidad no tiene sentido que sea asociada con el oro. Los humanos fueron quienes dieron su valor a los denominados metales preciosos, como el oro o la plata. El oro no significaría nada para un Jesús divino, pero como para el escritor si tenía importancia, relacionó su «visión» con el valioso metal.

Apocalipsis 5,6: Y miré y vi que en medio del trono… estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra”. nota 1: Jesús, en calidad de «cordero de Dios», tiene una apariencia monstruosa [aparece en Apocalipsis 7:10,17; 14,1; 17,14; 22,1]. Esta descripción podría provenir de alguna semejanza con las bestias fabulosas de Asiria. nota 2: Al indicar el autor, que Dios tiene «siete espíritus» da a entender una perspectiva mitológica; esto se confirma en Apocalipsis 4,5:Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios”. ¿Cómo explicar el hecho que Dios tenga «siete» cuernos, «siete» ojos y «siete» espíritus? Sencillamente, el 7 es un número cabalístico y el autor no resistió la tentación de incluirlo en su «visión».

Apocalipsis 5:1-3,8:Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos… Se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas y copas de oro llenas de incienso”; “Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas[Apocalipsis 8,6]; “Vi otro ángel poderoso que descendía del cielo envuelto en una nube… y tenía en su mano un librito abierto” [Apocalipsis 10,1-2]; “Miré y he aquí una nube blanca, y sobre la nube estaba sentado uno semejante al Hijo del Hombre. Tenía en su cabeza una corona de oro y en su mano una hoz afilada” [Apocalipsis 14,14]; “Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios” [Apocalipsis 16,1]. nota 1: Las visiones que describen los fenómenos del cielo son descritas con instrumentos de fabricación humana: libros, copas, arpas, trompetas, coronas, hoces [cuyo material predominante debía ser el oro]. De estas ideas surgió el concepto ficticio de un Dios con trono de rey, rodeado de una corte con instrumentos musicales, muy popular en la literatura o en el cine. La música y la monarquía son invenciones humanas, y el narrador del texto sencillamente no pudo plantear otras características para describir sus «visiones» divinas. nota 2: El contexto de las visiones apocalípticas asume la idea mitológica que hay un trono de Dios, con su corte, en el cielo superior, o firmamento, por encima de las nubes. Quizá esto parecía razonable a los autores del tiempo bíblico, que veían las nubes como algo inalcanzable y que nunca sabrían de los hermanos Wright, quienes en 1903 realizaron el primer vuelo pilotado por un aeroplano con motor.

 

LA DIVINA CRUELDAD


Apocalipsis 6,2-8:Y salió un caballo bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros… Miré, y he aquí un caballo pálido, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con la espada, con el hambre, con la peste, y con las fieras de la tierra”. nota: La visión de los jinetes es un claro ejemplo de cómo el Dios de la biblia prefiere abandonar a su suerte a los humanos; en lugar de proteger a quienes creó, Dios les envía la desgracia y la tragedia. ¿Será esta actitud apropiada para un Creador que hizo al mundo por «amor»?

Apocalipsis 9,2-18: Abrió el pozo del Abismo y subió del pozo una humareda como la de un horno grande, y el sol y el aire se oscurecieron con la humareda del pozo. De la humareda salieron langostas sobre la tierra… Se les dijo que no causaran daño a la hierba de la tierra, ni a nada verde, ni a ningún árbol; sólo a los hombres… Se les dio poder, no para matarlos, sino para atormentarlos durante cinco meses. El tormento que producen es como el de la picadura del escorpión. En aquellos días, buscarán los hombres la muerte y no la encontrarán; desearán morir y la muerte huirá de ellos… El primer ¡Ay! ha pasado. Mira que detrás vienen todavía otros dos… Y fueron soltados los cuatro Ángeles que estaban preparados para la hora, el día, el mes y el año, para matar a la tercera parte de los hombres… Y fue exterminada la tercera parte de los hombres por estas tres plagas: por el fuego, el humo y el azufre que salían de sus bocas. nota: El mismo Dios que supuestamente creó al mundo por «amor» [Juan 3,16] se comporta de modo tan irracional al punto de parecer que el sufrimiento humano no le importa.

Apocalipsis 14,9-11:Si alguno adora a la Bestia y a su imagen… el también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero. El humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo ni de día ni de noche”. nota: La crueldad del Jesús apocalíptico es tal que, no sólo se encarga de castigar eternamente a sus adversarios, sino que además quiere contemplar por sí mismo a los castigados. ¡Una actitud bastante morbosa!

 

LOS ELEGIDOS


Apocalipsis 7,1-3: Después de esto vi cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol… y clamó a gran voz a los cuatro… No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios”. nota 1: La creencia de que los vientos se originan a partir de los cuatro puntos cardinales, es mitológica, no real; los vientos se producen por diferencias de presión atmosférica, atribuidas, sobre todo, a variaciones de temperatura. nota 2: La expresión del “ángel subiendo de donde sale el sol” indica el punto de vista erróneo acerca de que el sol se mueve alrededor de la Tierra [algunos pueblos primitivos incluso le representaban tirado por una carroza con caballos], pero esto no es así, sino todo lo contrario. Esta idea puede también encontrarse, por ejemplo en Eclesiastés 1,5: Sale el sol y el sol se pone; corre hacia su lugar y allí vuelve a salir”; o en Isaías 13,13: “Por eso haré estremecer los cielos y la tierra se moverá de su sitio” donde se cita como un hecho que la Tierra es fija en su sitio. nota 3: Puede notarse una crueldad irónica por parte de Dios; primero pone a salvo a sus «siervos» y luego no le interesa lo que pueda pasar con los demás.

Apocalipsis 14,1-5:He aquí el Cordero, que estaba en pie sobre el monte Sión, y con él 144.000, que llevaban escrito en la frente el nombre del Cordero y el nombre de su Padre… Cantan un cántico nuevo delante del trono… Estos son los que no se mancharon con mujeres, pues son vírgenes… Han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero… no tienen mancha”. nota 1: Los «elegidos de Dios» necesariamente deben ser hombres «vírgenes». Aún asumiendo que el texto sea simbólico, el sexismo es evidente, pues las mujeres no cuentan como «elegidas». nota 2: La virginidad de los hombres es exaltada desconsideradamente y degrada la feminidad al punto de sugerir que cualquier varón que ha tenido relaciones sexuales con mujeres es alguien con «manchas». Según el contexto, ningún hombre de familia jamás podría aspirar a ser uno de los «elegidos».

 

LA BESTIA


Apocalipsis 12,9:Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él”; Apocalipsis 13,7: “Y se le permitió hacer guerra contra los santos y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación”. nota: Aunque se asuma que estos dos pasajes bien pudieran ser simbólicos, es incomprensible la razón de por qué el Dios «amoroso» abandona a su creación, permitiendo a Satanás actuar libremente. Parecería como si a Dios la seguridad de los humanos no le importaría en lo absoluto.

 

EL ARMAGEDÓN


Apocalipsis 16,13-21: En la guerra del Armagedón los humanos pelean contra Dios: “Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos… hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos en batalla aquel gran día del Dios Todopoderoso… Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón… Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo… y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande”. La conclusión del Armagedón se halla en Apocalipsis 19,11-21: Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba… estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: El Verbo de Dios… De su boca sale una espada aguda… Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo y contra su ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta… Fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de la carne de ellos”. nota: Aunque, evidentemente, la «visión» no es real, resulta bastante absurda ¿En qué cabeza se les ocurrió a los seres humanos enfrentar al «todopoderoso» Dios? ¿Creían acaso poder alcanzar la victoria?

 

DERROTA FINAL DE SATANÁS


Apocalipsis 20,1-3; 7-10:Y vi un ángel que descendía del cielo…  Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró y puso encima los sellos, para que no seduzca más a las naciones hasta que se cumplan  los mil años. Después de esto, es necesario que sea soltado por un poco de tiempo”. Inexplicablemente, Dios decide liberar a su adversario: Cuando los mil años se cumplan Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones… a fin de reunirlos para la batalla; el número de ellos es como la arena de mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos” [Apocalipsis 20,7-10]. nota 1: Es de notar la absurda declaración del autor cuando indica que el ejército de Satanás “subió por la anchura de la tierra” para sitiar la Ciudad Santa [es una clarísima alusión a una Tierra plana]. Además se está dando a entender que la morada de los demonios se encuentra localizada en las profundidades de la Tierra; esta creencia es mitológica, no real. nota 2: Por muy simbólicas que sean estas  «visiones», el contexto narrativo es inconsistente, además de absurdo. La rebelión y caída de Satanás lleva a plantear varias interrogantes. ¿Sería lógico que Satanás decida enfrentar a Dios, quien al ser «todopoderoso», «omnipotente», «supremo», etcétera, nunca podría ser superado? ¿Por qué Dios, teniendo al diablo encadenado, decidiría soltarlo? ¿Acaso le importan tan poco los seres humanos? ¿Pretendía acaso que Satanás se «divierta» un poco antes de su derrota final? ¿Si Satanás fuese realmente astuto [como se afirma que lo es], es que aquellos «mil años» de prisión no sirvieron en nada para cambiar su maldad? Nada de esto tiene sentido. Los argumentos bíblicos para explicarlo son endebles.

 

LA NUEVA JERUSALÉN


Apocalipsis 21,10-21:Y me mostró la Ciudad Santa de Jerusalén, que descendía del cielo de parte de Dios… Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal… El material de su muro era jaspe; pero la ciudad era de oro puro… Y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con piedras preciosas… jaspe… zafiro… ágata… esmeralda… ónice… cornalina… crisólito… berilo… topacio… crisopraso… jacinto… amatista… Las doce puertas eran doce perlas… Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como el cristal”. nota: Un dios que haya creado el mundo [incluyendo las piedras preciosas], no tendría necesidad de cosas de valor material, pues tendría más bien un concepto de riqueza espiritual. En este sentido, es intrigante, las muchas referencias a gemas que hace el narrador de la «visión». ¿Por qué la «Ciudad Santa» necesariamente debe estar adornada con todo tipo de piedras preciosas? ¿Realmente significaba importancia para Dios que su ciudad tenga que estar cubierta con piedras preciosas? Cabe recordar que el hombre fue quien le dio un valor o riqueza a las cosas materiales. Evidentemente el autor del texto intentó demostrar lo que a su juicio debería ser una «ciudad de Dios», es decir, adornada con piedras preciosas de mucho valor.

Apocalipsis 22,13:Yo soy el Alfa [Α, α] y la Omega [Ω, ω], el principio y el fin, el primero y el último”. nota: El autor atribuye estas palabras a un ángel enviado por Jesús, pero aparentemente fueron plagiadas de otras fuentes más antiguas. Por ejemplo, en Sais, Egipto, donde estaba el templo de la diosa Isis [cuyo culto se introdujo en el mundo helénico en 86 a.C.], en una de sus paredes tenía cincelado: “Yo soy el inicio y el fin, todo lo que ha sido lo que es y lo que será”. La similitud que hay entre estas dos frases que resulta sospechosamente notable.

ingallan33@gmail.com

2 comentarios:

  1. Gracias por aclarar mis dudas respecto a este libro creado por el hombre.
    Y gracias tambien por haberte tomado el tiempo en redactar y analizar
    cada versiculo. Creeme, tu esfuerzo es de utilidad :)

    ResponderEliminar
  2. Interesante yo me quedo con la idea de q el q escribio el apocalipsis tenia un grave problema mental es una tipica vision de un esquizofrenico q ha sido pulida de a pocos ya despues

    ResponderEliminar